EXISTEN LADRONES EN NORUEGA.... TOURING CARS

Para una empresa de alquiler de autocaravanas el servicio que da al cliente tiene que ser prioritario. Para TOURING CARS no!.
De por si, este tipo de alquileres a empresas y no a particulares, son muy caros. Pero si el negocio esta en la franquicia del seguro, entonces apaga y vamonos.
Me explico: Tras cuatro viajes a este pais y distinto contacto con gente y empresas de Noruega, acabo de sentir....en mis propios huesos la sensación de que te roben en el que dicen uno de los paises mas desarrollados del mundo.
Los alquileres, siempre van acompañados de un seguro, y la mayoría de ellos, de las famosas franquicias. Nuestro alquiler, en esta ocasión tenía una franquicia maxima de 2400 €....AHI ESTA EL NEGOCIO.
La mala suerte de un roze aparcando, y premio gordo. Uno llega a entregar el vehículo, y bajo chantaje se encuentra que hay que pagar "gastos deducibles" de 2400 €. Dentro de tres o cuatro meses, cuando "arreglen" el roze ( valorado en España por perito en menos de 600 € ), si es menos importe, se reintegrará la diferencia.
No intenteis denunciar a la policía, negociar, aportar una declaración jurada diciendo que se va a pagar desde España...no vale de nada. El negocio esta en los golpes....no en el alquiler. El cliente da igual.

VIDEOS FACTURADOS

Loading...

26 de agosto de 2010

Diario de Viaje: ....un día de playa, Lyngør.

- 16 de julio de 2010 -
( Mandal-Lyngør-Oslo  385 kms )
MAPA DEL RECORRIDO

Mandal nos ha dejado buen sabor de boca, quizas mejor que la primera vez que estuvimos, en septiembre de 2008. La vuelta hacia Oslo, finalmente decidida por el Sur, nos ha llevado a elegir lo imprescindible a visitar, Mandal y Lyngør. Queremos llegar hoy a última hora a Oslo.
Como en anteriores ocasiones, Juancar y yo hemos madrugado de lo lindo con idea de adelantar kilómetros antes de despertar al resto de la tropa. Este habito, nos ha dado muy buen resultado todos estos días, sobre todo los que iban mas cargados de kilómetros.
Tras parar a rellenar el depósito de agua de la autocaravana, y vaciar aguas negras, buscamos un area de descanso para preparar el desayuno y tocar diana....que va siendo hora.
Nuestra idea es ir de nuevo a Gjeving, y desde ahí, cruzar en barco y visitar Lyngør. Esta poblaciòn es un conjunto de 4 islas detenidas en el tiempo. 80 personas la habitan permanentemente, pero en verano adquiere el encanto de las poblaciones pesqueras de casas blancas y veleros en la puerta. Catalogado como uno de los pueblos mejor conservados de Europa, pasear su calle, por que solo tiene una, es una autentica delicia. Descubrir los rincones, y las calas de arena blanca y aguas cristalinas hacen de este lugar, un caribe en plena península de escandinavia.


Panorámica de Lyngør
Para llegar a Lyngør, desde Gjeving hay dos maneras. La más económica es esperar al busboat, pero hay que adaptarse a los horarios y la frecuencia es escasa. La otra opción, que siendo varias personas es la mejor, es coger un taxi boat. Si se negocia con el capitan, puedes sacar un muy buen precio. Conseguimos concertar un precio de ida y vuelta igual que el busboat, y encima con horario de recogida a la carta.
Toca disfrutar. Tras dejarnos el taxi en la isla, recorremos el corto camino hasta el extremo sur, donde nos han aconsejado ir a pasar el día. Una pequeña playa solitaria de agua transparente nos recibe.


Playa al sur de la isla
 Va a ser un día estupendo.....al aguaaa!!.
La hora acordada con el taxi, las cinco de la tarde, esta cercana. Mientras unos han optado por quedarse tranquilamente tomando el sol, otros nos vamos a recorrer esta pequeña isla.

Calle de Lyngor
El lugar es especial, y estar aquí en verano, en alguna de estas casas de vacaciones, tiene que ser un lujo al alcance de pocos bolsillos. Todas las casas tiene su barco en la puerta, su embarcadero, sus escaleritas tipo piscina para bañarse y su mobiliario de terraza encima del agua......una pasada.
Blanco y azul, azul de agua...azul de cielo, madera blanca, blancas velas, silencio...mar y silencio.


Casas blancas en Lyngør
Vuelta espectacular a Gjeving y paseito por sus empedradas calles antes de reanudar camino a Oslo. 
Son las seis, y no nos gustaría llegar demasiado tarde a la capital y destino final de nuestro viaje. 

No hay comentarios:

CONTADOR DE VISITAS